Foto Telam. La Ruta de los Beatos

Foto Telam. La Ruta de los Beatos


Un corredor turístico argentino-chileno en construcción.

Aprovechando el fervor por la designación del Papa Francisco, autoridades chilenas y argentinas trabajan para hacer realidad el proyecto “La ruta de los Beatos”, un nuevo circuito de turismo religioso que sigue las huellas de los futuros santos patagónicos Laura Vicuña, Ceferino Namuncurá y el Padre Pancho.

La ruta unirá la localidad argentina de Junín de los Andes y la chilena de Freire, informó a Télam la secretaria de Turismo de Junín de los Andes, Yanine Buamscha.

En el sector chileno ya funciona con éxito el circuito de turismo religioso “Ruta patrimonial del Padre Pancho” y su transformación en un corredor binacional implicaría agregar un nuevo segmento argentino que finaliza a muy corta distancia del paso internacional, que conecta la localidad chilena de Cururruhue con la argentina Junín de los Andes, en Mamuil Malal.

“Nosotros a través del paso Mamuil Malal nos comunicamos con las ciudades chilenas de Curarrehue, Pucón y Villa Rica, que son turísticas y conforman una ruta patrimonial denominada “la Ruta patrimonial Padre Pancho”, explicó la funcionaria.

El Padre Pancho fue recientemente beatificado y esta situación la tenemos también del lado de Argentina con la presencia del beato Ceferino Namuncurá y la beata Laura Vicuña, agregó.

Declarado “Venerable” por la Iglesia Católica y a punto de ser beatificado, “Padre Pancho” es el nombre con el que afectuosamente se conoce a Francisco Valdés Subercaseaux (1908-1982), un sacerdote capuchino chileno que fue el primer Obispo de la Diócesis de Osorno y es venerado por haber sido ejemplo de austeridad, humildad y amor a los más pobres.

Además, construyó un gran número de capillas y monumentos religiosos en la zona de la Araucanía, muchos de los cuales forman parte de “La ruta patrimonial” que lleva su nombre.

En tanto, Ceferino Namuncurá (1886-1905) un salesiano mestizo hijo de un cacique mapuche y una cautiva chilena, fue beatificado por la Santa Sede en 2007 por su decidida voluntad de hacerse sacerdote para evangelizar a su pueblo.

Sus restos descansan en un santuario emplazado en la comunidad mapuche Namuncurá, a 60 kilómetros de Junín de los Andes, donde viven la mayoría de sus familiares directos.

En tanto, Laura Vicuña (1891-1904) fue una niña chilena que murió en Junín de los Andes y es venerada a ambos lados de la cordillera como patrona de las víctimas de abuso, incesto y de los huérfanos por haber soportado todo tipo de privaciones para preservar su integridad y salvar de la muerte a su madre, una mujer golpeada.

No obstante, por el momento sólo ostenta la condición de beata, otorgada por Juan Pablo II en 1988 y sus restos descansan en Bahía Blanca, aunque una reliquia suya -una vértebra- se exhibe en el Santuario Nuestra Señora de las Nieves y Beata Laura Vicuña, ubicado en Junín de los Andes, ciudad donde falleció a los 12 años.

“De ambos lados tenemos atractivos de interés cultural y religioso, y es por eso que estamos trabajando para sumar a la ruta chilena los santuarios de estos dos beatos”, agregó Buamscha.

La Ruta Patrimonial del Padre Pancho es un recorrido de 164 kilómetros de extensión y dirección noreste-sudoeste por la ruta chilena CH199, cuyos puntos extremos son Freire y el Cristo de Tromen en el sudoeste, pasando por un total de 18 hitos, la mayoría de los cuales son capillas levantadas por el sacerdote y en las cuales desarrolló su obra.

El parque escultórico temático Via Christi y el Santuario Nuestra Señora de las Nieves y Beata Laura Vicuña de Junín de los Andes; el Santuario El Cultrum que alberga los restos de Ceferino Namuncurá emplazado en la zona del Paraje San Ignacio; y la Capilla de Paimun, junto al Lago Huechulafquen, conformarían los hitos del lado argentino, según explicó la funcionaria, relacionados con la vida y obra de los dos beatos chileno-argentinos.

De esta forma, el nuevo corredor binacional, que ya existe en los hechos, ganaría otros 160 kilómetros al incluir un trayecto de la Ruta 60 y un segmento de las rutas 40 y 61, las cuales confluyen con la primera, en la localidad de Junín de los Andes.

La intención es “unificar los materiales informativos y de difusión en una versión que contenga todo lo que se pueda visitar de un lado y del otro del paso internacional, como un recorrido integrado binacional”, precisó.

(Fuente: TELAM)

Comments are closed.