Internaron de urgencia a Bolsonaro por una obstrucción intestinal

El presidente de Brasil tuvo que ser trasladado desde Santa Catarina hasta San Pablo para ser hospitalizado “debido a un cuadro de suboclusión intestinal. Está estable, en tratamiento y será evaluado durante la mañana.”, precisó el parte médico.


El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, fue internado de urgencia en la madrugada del lunes en la ciudad de San Pablo para ser sometido a exámenes ante una posible obstrucción intestinal y por el momento no tiene previsión de alta, aunque su estado fue calificado de “estable”, según informó el parte médico.

“El presidente Jair Messias Bolsonaro ingresó en la unidad a la madrugada de este lunes debido a un cuadro de suboclusión intestinal. Está estable, en tratamiento y será evaluado durante la mañana. Por el momento, sin previsión de alta”, dice el comunicado del hospital privado Vila Nota Star enviado a Télam.

Anteriormente se había manifestado brevemente en mensaje a los medios la Secretaría de Comunicación del Gobierno y uno de los médicos del jefe del Estado.

“La Secretaría de Comunicación del gobierno informa que el presidente se encuentra bien y que más detalles serán divulgados posteriormente, cuando se actualice el parte médico”, reportó un mensaje divulgado a la prensa por el Palacio del Planalto.

Bolsonaro, de 66 años, debió interrumpir a la 1.30 de este lunes sus vacaciones en Sao Francisco do Sul, Santa Catarina, para trasladarse al hospital privado Vila Nova Star, de San Pablo, en un avión de la Fuerza Aérea junto con su familia y comitiva.

El mandatario se está haciendo chequeos en el hospital Vila Nova Star, en el barrio de Vila Olimpia, zona sur de San Pablo, donde ya fue operado por el mismo motivo en julio de 2020, producto de las complicaciones generadas por el atentado a cuchillo sufrido en la campaña electoral de 2018, cuando sobrevivió a un ataque que perforó parte de su estómago.

El cirujano Antônio Luiz Macedo, quien operó a Bolsonaro en septiembre de 2018 y lo está siguiendo clínicamente, anunció al portal UOL que regresará de sus vacaciones en Bahamas para ocuparse personalmente de la salud del presidente.

Bolsonaro estuvo en la semana del Año Nuevo de vacaciones en una playa de Santa Catarina donde anduvo de jet ski y caminó en la playa entre seguidores, a la vez que firmó desde allí decretos de relevancia para 2022 como la promulgación de la ley del subsidio Auxilio Brasil, la ayuda de 83 dólares a 16 millones de familias que busca ser su cara social para la reelección en 2022.

También promulgó el viernes por la noche, último día de 2021, la prorrogación de la reducción de los aportes patronales para 2022.

El mandatario recibió críticas por ir a la playa y no hacerse presente en el estado de Bahía, gobernado por la oposición, para solidarizarse con los 25 muertos y 90.000 evacuados por las peores inundaciones de la historia en esa región del noreste.

Desde que fue víctima del atentado con cuchillo durante la campaña del 2018, Bolsonaro se sometió a cuatro cirugías vinculadas a ese ataque, además de otras dos no relacionadas a la herida, como una vasectomía y la retirada de un cálculo en la vejiga.

En julio Bolsonaro fue internado por una crisis de hipo.

Fuente: Télam.

Comments are closed.