“Hay que remontarse a los años 89 o 90 para encontrar señales hiperinflacionarias como las recientes”

Alejandro López Mieres, economista y vicepresidente de Nación Bursátil, explicó “la brecha” entre el dólar oficial, el blue y el dólar bolsa. Para qué sirven, quiénes los utilizan y cómo influyen estas operaciones en la economía argentina.


[AUDIO] Canal Abierto– Cooperativa la 770 – Miércoles 21 de julio de 2021

El dólar blue llegó esta semana a los 182 pesos, una cifra cercana a la que tuvo en octubre del 2020 y que presiona para un aumento del dólar oficial que ronda los 96 pesos. “Si uno lo analiza en términos históricos, ese dólar correspondía a una hiperinflación. Ni siquiera con los tres pesos del 2002, habría que reportarse al ‘89, ‘90 para tener una referencia” indicó Alejandro López Mieres, vicepresidente de Nación Bursátil e integrante del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas.

Desde el 2019, la decisión del gobierno entre la Comisión Nacional de Valores, el Ministerio de Economía y el Banco Central fue “tomar algunas medidas restrictivas para la operación de los distintos dólares, fundamentalmente del oficial, al cual acceden los importadores y el cual liquidan los exportadores. En teoría, es el dólar de transferido de los alimentos, de los insumos básicos, la economía se maneja por ese dólar”, con la intención de calmar al mercado, indica el economista.

Estos “tienen un volumen de operaciones mucho más relevante que el dólar blue” ya que es el que utilizan las empresas y particulares para dolarizar y/o pesificar. “No los venden al Banco Central, al tipo de cambio oficial 96, sino que precisamente van al mercado bursátil, y en este momento, pesificando o dolarizando más o menos a 169 pesos”, explicó López Mieres.

La gran cosecha de trigo y soja de este año ayudó a la entrada de divisas para el BCRA, que sistemáticamente compró dólares hasta llegar a los 7.000 millones. Pero en vez de incrementar la reserva, el BCRA intervino en la brecha cambiaria, es decir, para achicar la diferencia entre los dólares bursátiles y el oficial.
Estas operaciones no sirven si no hay actores privados que dolaricen sus activos a 169 pesos. Hasta junio, el sistema funcionó bien, pero en julio “empezó a haber ruido, entre el proceso electoral, la caída en las liquidaciones”. López Mieres explicó que muchas empresas que tenían excedentes en pesos “quisieron empezar a dolarizar en más en pesos” y por lo tanto, el BCRA tuvo que comprometer más dólares en su estrategia.

Sucedió que estas empresas volvían a comprar dólares, para importaciones o deudas, en el Mercado Único y Libre de Cambios, a través del Grupo Controlante de la empresa o de algunos de sus accionistas. Hace dos semanas la Comisión Nacional de Valores junto al Banco Central, viendo este desfasaje, pusieron un cupo de 15.000 dólares semanales para el dólar contado con liqui por grupo empresarial, lo que permitió que el BCRA bajara la intervención en el mercado bursátil. Si bien sirvió al comienzo, luego impulsó la suba del dólar blue.

Esto sucedió porque “se armó el mercado de dólar bolsa del mercado de dólar bolsa” por fuera del mercado oficial. El economista del IPyPP señaló que existe otro mercado en la bolsa argentina, que se llama SENEBI, que es un mercado bilateral: “son operaciones bilaterales con una parte determinada, que el mercado no garantiza y todas las operaciones se pasaron al al mercado no garantizado. y lo que hoy es un dólar de intervención del Central de 169, se está haciendo 179 pesos”.

Para escuchar La 770, hacé click acá.

Comments are closed.