“Dieron su vida por las 8 horas de trabajo”