“Berlusconi dejó la ética y la moral en el subsuelo”