Un año sin Ramona: “La pandemia amplificó la precariedad y la desigualdad sanitaria”

La ingeniera María Eva Koutsovitis reflexionó sobre la falta de acceso a derechos básicos, la situación sanitaria y la conectividad en las villas y barrios populares de la Ciudad de Buenos Aires. “A más de un año de iniciada la pandemia, no hemos avanzado en nada”, afirmó.


[AUDIO] Canal Abierto – Cooperativa la 770 – Miercoles 19 de mayo de 2021

La coordinadora de la Cátedra Libre de Ingeniería Comunitaria de la UBA y dirigenta de Unidad Popular, María Eva Kousovitis abordó la difícil situación en los barrios populares de la CABA: “Hay más de 300.000 personas que son indigentes, por eso insistimos en discutir políticas públicas que nos permitan acceder en igualdad de condiciones a derechos básicos”.

El primer derecho que se sigue vulnerando, advirtió, es el acceso al agua potable y segura, sobre todo “a los más de 400.000 porteños y porteñas que habitan en las villas y asentamientos de la ciudad”. Entre abril y mayo del 2020, el barrio Carlos Mugica, de donde era Ramona Medina, estuvo más de dos semanas sin agua y los contagios crecieron cuatro veces. “Donde los servicios públicos son informales, los contagios se multiplican” subrayó la especialista.

Según los registros, hay 140.000 personas que aún no acceden al agua y el 35 por ciento de los hogares en las villas no tienen donde almacenarla. En el año que pasó, según registro de las organizaciones, no hubo un solo hogar en barrios populares donde se haya instalado una conexión segura de agua. El acceso a un tanque de agua por grupo familiar es “una solución provisoria pero factible”, y la ingeniera remarcó que dentro del presupuesto de la ciudad el costo es “insignificante”.

Las discusiones por la presencialidad en las escuelas “esconden la falta de políticas públicas adecuadas para garantizar el derecho a la conectividad” expresó Kousovitis. “La realidad es que CABA no tiene presencialidad: o tiene modalidades virtuales o mixtas”, aunque un 40 por ciento de los alumnos no cuenta con acceso a un dispositivo de conexión. A esto se suman las suspensiones de presencialidad cuando las burbujas deben aislarse por contagios.

Para escuchar La 770, hacé click acá.

Comments are closed.