«Ribair se parece a mi, deja todo»