“Para los organismos de DDHH también hay una década ganada”