“Nunca nos persiguieron tanto como en el período 2009-2014”