“No puede ser que cualquiera que se va de Boca sea con puterío”