Nadia Radulovich: «China puede ofrecer nuevos adeptos a la Iglesia»

China y el Vaticano avanzaron en un preacuerdo sobre el nombramiento de obispos, en momentos en que la Santa Sede está recibiendo críticas por los abusos sexuales y severos ataques por parte de fuerzas conservadoras norteamericanas. En un eventual restablecimiento de lazos diplomáticos, el caso de Taiwán será prioritario en la discusión.

China y el Vaticano llegaron recientemente a una suerte de acuerdos sobre el nombramiento de obispos en el país asiático, un asunto que ha separado por décadas a ambos Estados. «Esto sería un paso al establecimiento de lazos diplomáticos. Pero este acuerdo es provisional y el Vaticano dijo que no tenía tinte político o diplomático, sino que se trataba de una forma de generar un diálogo. La República Popular pide que se acepte la política de una sola China, por lo que el Vaticano tendría que romper relaciones con Taiwán, que históricamente ha sido un foco de catolicismo importante», apuntó Nadia Radulovich, licenciada en Estudios Orientales por la Universidad del Salvador e integrante del Grupo China en el Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI).

«China ofrece una población de 10 a 12 millones que profesa la religión católica, por lo que puede ofrecer nuevos adeptos a la Iglesia. Pero de esos 10 a 12 millones, la mayoría son de sectores vulnerables o pobres. Y el Papa es jesuita», continuó la experta.

Asimismo, Radulovich —quien se encuentra finalizando la maestría en Relaciones de Asia Pacífico en la Universidad de Tamkang (Taiwán)- sostuvo que la Santa Sede ve con preocupación el avance de los grupos evangélicos en China, por lo que estaría dispuesta a realizar concesiones. «El acuerdo, no publicado, deja entrever que el gobierno de China va a hacer una preselección y el Papa hará el nombramiento oficial», aseguró.

[AUDIO] Voces del Mundo – Cooperativa la 770 – 4 de Octubre de 2018