Mohammad Farhad Koleini: «Irán es el eje de estabilidad y seguridad regional»

El Embajador iraní en Argentina, Mohammad Farhad Koleini, evaluó el legado actual de uno de los procesos sociales y políticos más importantes del siglo XX. Rescató el papel geopolítico que históricamente tuvo Irán y que, en la actual coyuntura, con los cambios armamentísticos y de los actores regionales, sigue siendo fundamental a nivel global.

Irán es un país con 86 millones de habitantes, que limita con 15 naciones, tiene «canales de salida» al Golfo Pérsico, al Mar Rojo, al Mar Negro y al Mediterráneo, detalló el embajador iraní para encuadrar cómo las decisiones que toma Teherán impactan en toda la región.

«Irán siempre ha tenido un papel fundamental, su geopolítica ha sido siempre activa» y «es el eje de estabilidad y seguridad regional», subrayó.

A modo de ejemplo, recordó que al momento en que Qatar fue atacado, el único país que abrió un corredor de ayuda fue Irán. También Turquía fue ayudado por Irán cuando Recep Erdogan sufrió un golpe de estado fallido.

El embajador Mohammad Farhad Koleini afirmó que la «geopolitica moderna» de Irán está definida por «el cambio tecnológico, de la calidad de los armamentos y de los actores regionales» y se preguntó por los resultados que las revoluciones de colores y la llamada primavera árabe sostenida por EEUU ha tenido.

«El resultado es que Estados Unidos apoyó al Estado Islámico, el ISIS, un grupo salvaje y terrorista». Según el Embajador, en el momento actual hay un intento por parte de Washington de desconocer la arquitectura y las leyes internacionales: «Han hecho de la intervención de la soberanía de otro país, un derecho y quieren desmantelar el multilateralismo nuevo por una manera de monopoder en las relaciones internacionales. Pero hay muchos países —incluso europeos- que no aceptan esto». También habló de Venezuela y de la supuesta «ayuda humanitaria» que EEUU quiere enviar: «En nombre de la ayuda quiere hacer un chantaje, quieren apoyar solamente a una rama dentro de un país, eso es provocación. Lo que necesita Venezuela es calma, una transición correcta. Hay que apoyar un diálogo de venezolanos con venezolanos, no de vecinos contra vecinos».

Con motivo del 40 aniversario de la revolución islámica, el diplomático se refirió a tres figuras emblemáticas del proceso revolucionario en la nación persa:1) Mohammad Mosaddeq, el primer ministro que en la década del ’50 fue víctima de un golpe de Estado por nacionalizar el petróleo iraní —que hasta ese momento estaba en manos extranjeras, principalmente de Gran Bretaña. 2) El sha Reza Pahleví el monarca que sucedió al demócrata Mosaddeq y 3) el ayatollah Ruhollah Jomeini, líder de la revolución que destronó a Pahlevi con el lema «Flores no balas».

Fue el líder que «buscó formar una alternativa al sha pero no estaba a favor de tomar el poder por las armas» sino que impulsó «una revolución sin sangre, pacifica, de tipo espiritual. Por eso no se puede comparar con otros tipos de revoluciones como la de Cuba, China o la Unión Soviética. Su manera era apoyo moral y resistencia positiva», dijo el funcionario.

[AUDIO] Voces del Mundo – Cooperativa la 770 – 11 de Febrero de 2019