Minneapolis: se agravan las protestas contra el racismo policial e incendian una comisaría

Los incidentes se producen tras el asesinato de George Floyd, un hombre afroamericano que ya estaba esposado y que suplicó por aire a un oficial blanco que lo atrapó por un delito no violento.


Un grupo de manifestantes incendió anoche una comisaría de Minneapolis evacuada poco antes, en el tercer día de protestas contra el racismo en Estados Unidos tras el asesinato de George Floyd, un hombre afroamericano que ya estaba esposado y que suplicó por aire a un oficial blanco que lo atrapó por un delito no violento y y se le arrodilló sobre su cuello durante casi 10 minutos.

Un vocero policial informó anoche que la Comisaría Tercera, que se había convertido en el foco de las protestas, fue evacuada «en interés de la seguridad» del personal oficial.

Un video difundido por la cadena de noticias CNN mostró imágenes de los manifestantes entrando al edificio, mientras sonaban las alarmas de incendio y se activaban los rociadores para apagar el fuego.

El presidente estadounidense, Donald Trump, fustigó la «falta total de liderazgo» en Minneapolis, en el norteño estado de Minnesota. «Acabo de hablar con el gobernador Tim Walz y le dije que el Ejército estaba con él hasta el final. Cualquier dificultad y asumiremos el control pero, cuando empieza el saqueo, empiezan los tiros«, escribió Trump en Twitter, al tiempo que calificó a los manifestantes de «matones».


Twitter agregó una advertencia sobre el mensaje de Trump, por considerar que violó las reglas de la red social sobre «glorificación de la violencia», aunque no lo borró.


El alcalde de Minneapolis, Tim Frey, reapareció en la alcaldía en torno a las 2 de la mañana y ordenó evacuar la comisaría al señalar que se había vuelto peligroso permanecer en el lugar.

«Lo que hemos visto en las últimas horas y las últimas dos noches aquí en términos de saqueo es inaceptable», afirmó Frey, quien sin embargo subrayó que es un momento de «mucho dolor y enojo» en la ciudad.

El alcalde defendió la falta de respuesta de la policía contra los saqueadores al afirmar que se está «haciendo absolutamente todo lo posible para mantener la paz».

Agregó que miembros de la Guardia Nacional estaban preparados para detener los saqueos en caso de que fuera necesario.

Las protestas estallaron el martes, un día después de la muerte de Floyd, de 46 años, a manos del oficial Derek Chauvin. Un video tomado por un transeúnte y que circuló ampliamente en las redes, muestra a Floyd contra el piso mientras suplica a Chauvin para que le quite la rodilla de su cuello porque no le permite respirar.

A medida que pasan los minutos, el detenido poco a poco deja de moverse y de suplicar hasta quedar inmóvil.

Ayer a la mañana, a pedido del alcalde de Minneapolis, el gobernador Walz activó a la Guardia Nacional que, minutos después del incendio en la Comisaría Tercera, tuiteó que unos 500 soldados estaban desplegados en el área metropolitana de la ciudad.

La Guardia Nacional dijo que el objetivo del despliegue era asegurarse de que los bomberos pudieran trabajar sin tener que enfrentarse con los manifestantes en caso de ser necesario.

Más temprano, decenas de negocios en la ciudad de St Paul y en Minneapolis cerraron sus puertas ante el temor a ser saqueadas, y Target anunció que cerraría una veintena de tiendas en el área.

Además, el sistema de tren ligero y todos los servicios de colectivos de Minneapolis cerraron hasta el domingo por seguridad.

En St. Paul, capital y segunda mayor ciudad del estado, la policía, armada con bastones y máscaras de gas, vigilaba la principal arteria comercial mientras los bomberos apagaban pequeños incendios.

En Nueva York también hubo protestas pese a la prohibición de circular por el coronavirus, lo que llevó a confrontaciones con la policía. En tanto en Denver, Colorado, y en Columbus, Ohio, los manifestantes bloquearon ayer el tráfico. Un día antes, hubo protestas en Los Ángeles y Memphis.

La Oficina del Fiscal de Estados Unidos y el FBI en Minneapolis dijeron ayer que estaban llevando a cabo «una investigación criminal sólida» sobre la muerte.

Chauvin, el oficial que se arrodilló en el cuello de Floyd, fue despedido el martes con otros tres agentes involucrados en el arresto. Al día siguiente, el alcalde pidió que Chauvin fuera acusado penalmente.

Desde que el video del asesinato de Floyd se viralizó una importante cantidad de personalidades del deporte y la cultura, como el fotógrafo Steve Mc Curry, el basquetbolista de la NBA Lebron James y el ex astro de la NBA Magic Johnson, repudiaron la discriminación policial contra los afroamericanos, que es un tema que periódicamente registra un incidente en Estados Unidos.

Comments are closed.