Mercedes Marcó del Pont: «Le tienen que pedir permiso al FMI hasta para ir al baño»

La ex Presidenta del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont, en diálogo con Luisa Valmaggia en el aire de «Abrir el Juego» analizó los anuncios de Guido Sandleris, flamante titular del BCRA, y explicó en que consisten los nuevos objetivos planteados: bandas cambiarias para intervenir en el dolar y congelamiento de la base monetaria.

«Es todo tan triste, con estos cambios efectivamente le tienen que pedir permiso al FMI hasta para ir al baño en lo que hace a todas las decisiones de gestión diarias», comenzó Marcó del Pont en referencia a la salida de Luis Caputo y el arribo de Guido Sandleris al frente del Banco Central.

Sobre el nuevo funcionario y los anuncios realizados ayer, expresó: «Insistió muchas veces que su objetivo era el de la inflación, pero tendrían que cambiar la carta orgánica para hacer lo que están haciendo». «La única variables de ajuste que seguro va a existir en la Argentina es la actividad económica y productiva», agregó.

«Lo que anunciaron ayer es un mayor torniquete monetario. Es una locura lo que plantearon, la ortodoxia sigue experimentando con la vida de los ciudadanos», se lamentó la ex funcionaria. En ese sentido, remarcó que «quedó en evidencia es que el problema de la inflación no está vinculado a la cantidad de dinero o a la tasa de interés, sino a los shocks que generaron con la devaluación y a los aumentos de costos por los tarifazos».

«El Banco Central dijo ayer que va a tener una tasa variable, que va a ir oscilando todos los días en función de lo que pase con la base monetaria. Ya sabemos que va a ser muy alta, el 60 por ciento le queda chico y ya es una guasada. Es una propuesta muy grotesca y que no necesariamente va a resolver el problema de la inflación, pero si va a bajar los niveles de actividad», concluyó la economista.

[AUDIO] Abrir el juego – Cooperativa la 770 – 27 de Septiembre de 2018