«Los jugadores soportaron la presión de los 35 años»