Liliana Alderete: “Las protestas en Francia me recuerdan a lo ocurrido en Argentina durante el 2001”

Ante las masivas protestas por los recortes del gobierno de Macron, Sobre la Hora conversó con Liliana Alderete, ex abogada de la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia y actual residente en Normandía, Francia. “Él (Macrón) viene de un sector bancario, viene del costado más neoliberal que hay en Europa, así que él subestimó a los laburantes, los subestimó completamente”.

“Hay gente que está pasando la noche; hay otros que levantan el piquete y que vuelven a la mañana; hay otros que están un rato y se van a trabajar y después vuelven y toman la posta; así que es algo que empezó el sábado 17 y que continuó hasta hoy” relató.

“Este lugar que es la zona de campaña, de campo, es uno de los sectores donde más fuerte pegó esta forma de protesta social que son los chalecos amarillos, más que en París” comentó, y lo comparó con los movimientos piqueteros de Argentina del 2001: ya que nacieron en el interior del país y se organizan en barricadas: “Donde se hacen más las protestas son las rotondas, que es donde está cortado el acceso y la entrada y salida a los pueblos“.

“A quien le afecta la suba del combustible son a los sectores populares, la clase trabajadora que está en tren de perder su poder adquisitivo. Acá lo que no tenés es desarrollado el sistema de transporte, está el urbano, interurbano pero no hay un servicio habitual, solo tenés tres por día. El sistema de transporte es el auto: tenés un auto con el que tenés que manejarte sí o sí, mismo si sos de la clase trabajadora te tenés que manejar en auto. Así que el poder adquisitivo baja respecto a la suba de los combustibles y por otro lado no hubo una suba interesante del salario mínimo. Entonces lo que se empieza a ver es que las medidas, las políticas que está llevando adelante este gobierno van en detrimento de la clase trabajadora”.

“El aumento de los combustibles es también de alguna manera subvencionar el futuro” comentó, lo que será la supresión de los autos a diésel, “que son medidas que tienen que ver con la ecología y que son una excusa” remarcó.

También enfatizó en el cansancio de la sociedad francesa, ya que el presidente Macron fue el Ministro de Economía y estuvo al frente de la reforma del código de trabajo, y por la que se opuso a los trabajadores ferroviarios que son los más combativos. “Si lo podés pensar en términos desde hace dos años a esta parte, es una consecuencia de disputas políticas que se vienen llevando adelante en contra de la clase trabajadora” subrayó.

“Es un movimiento de protesta social que no tiene representantes, que resuelven en cada uno de los espacios, que circula la palabra y son decisiones que se toman en colectivo, así que es muy difícil pensar en algún líder que tome la palabra de todo un grupo”.

[AUDIO] Sobre la Hora – Radio Cooperativa AM770 – 28 de Noviembre de 2018