La marcha anti-todo que pone en riesgo la salud de miles de argentinos

Con consignas contra el aislamiento social dispuesto por el Gobierno para evitar los contagios con coronavirus y en rechazo a la reforma judicial, entre otras, los manifestantes comenzaron a concentrarse en el Obelisco cerca de las 16hs.


La manifestación convocada por sectores de la oposición comenzó esta tarde en las inmediaciones del Obelisco porteño y varios puntos del país, en rechazo al aislamiento social, preventivo y obligatorio por el coronavirus y a la reforma judicial, entre otros reclamos.

Manifestantes en autos y también a pie marcharon esta tarde por barrios porteños, como Recoleta, o la localidad bonaerense de Olivos y ciudades del interior del país.

En la Plaza de la República, se acercaron entre 2 mil y 3 mil personas que se aglomeraron frente a las cámaras de televisión sin respetar el distanciamiento convocado por el actor Luis Brandoni.

Con consignas contra el aislamiento social dispuesto por el Gobierno para evitar los contagios con coronavirus y en rechazo a la reforma judicial del oficialismo, entre otras, los manifestantes comenzaron a concentrarse en las inmediaciones del Obelisco poco antes de las 17.

Entre los manifestantes, se pudo ver a la exministra de Seguridad y titular del PRO, Patricia Bullrich, una de las dirigentes de esa fuerza que desde hace unos días convocaba por las redes sociales a la protesta.

“Basta de confinamiento”, expresaba hoy una de los manifestantes en el Obelisco, uno de los lugares hasta ahora de mayor convocatoria.

Mientras varios carteles también mostraban un rechazo a la reforma judicial que busca modernizar la Justicia Federal.

En Juntos por el Cambio, no había hoy una posición unánime sobre la convocatoria, ya que varios dirigentes adelantaron su presencia en la manifestación, otros que mostraron su apoyo en redes sociales, y un tercer grupo expresó abiertamente su rechazo.

En tanto, desde el Gobierno, funcionarios y dirigentes instaron a los manifestantes a evitar las aglomeraciones que podrían poner en peligro lo logrado hasta ahora en el combate de la pandemia, una idea con la que coincidieron referentes gremiales y los organismos de derechos humanos.

Comments are closed.