Ecuador: “La derecha hizo un buen trabajo diciendo que el gran enemigo es el correísmo”

El periodista ecuatoriano Esteban Zapata habló en “Canal Abierto” sobre las elecciones presidenciales donde se impuso el banquero Guillermo Lasso, y reflexionó sobre los errores de Revolución Ciudadana y el papel de la izquierda durante la recta final de la campaña.


[AUDIO] Canal Abierto – Cooperativa la 770 – Martes 13 de abril de 2021

Guillermo Lasso del partido CREO, de la derecha ecuatoriana, ganó con 52.51 por ciento de los votos contra el 47.49 por ciento de Andrés Arauz, el progresista heredero de Revolución Ciudadana. “Es contundente porque en este contexto tener una diferencia de cinco puntos es bastante”, indicó el periodista Esteban Zapata.

El gobierno de Lenin Moreno se caracterizó por llegar a la presidencia de la mano de Rafael Correa pero inmediatamente virar hacia la derecha, y perseguir a referentes de Alianza País. Durante la campaña electoral “se endosó al proceso correísta y no al proceso de Guillermo Lasso, porque en la primera vuelta pareció quedar muy claro que el gobierno Moreno es una respuesta al trabajo de la derecha, de Jaime Nebot del partido Social Cristiano y de la banca ecuatoriana” comentó el periodista.


Mencionó tres puntos de análisis para entender los resultados:

1- “Guillermo Lasso y todo su equipo de campaña, lo hicieron muy bien y esto implica a todos los medios de comunicación, hegemónicos y contrahegemónicos, porque básicamente todos se fueron de la mano”
2- “El techo del correísmo es muy difícil de romper”, y por eso trabajaron para mostrar a Lenin Moreno como un delfín del correísmo “y que Andrés Arauz podía terminar siendo algo similar”.
3- El llamado a voto en blanco o abstención de la izquierda “es bastante fácil de mover, y terminaron haciendo un llamado a que la decisión sea libre, lo que se convirtió en un voto contra “el enemigo común”, ya que últimamente el correísmo se hizo muchos enemigos por el lado izquierdo”.


El amplio movimiento indígena y sus diferencias con el correísmo fue representado con Yaku Perez en el Movimiento de Unidad Plurinacional Pachakutik. Una vez perdida su posibilidad de segunda vuelta actuaron llamando al voto nulo, que rondó el 16 por ciento en segunda vuelta.

Pero como todo movimiento de bases amplias, sus fracturas y diferencias quedan marcadas. En la recta final de la campaña, “Arauz apareció con uno de los líderes, Jaime Vargas (CONAIE), y esto terminó de dilapidar cualquier tipo de alianza entre el movimiento indígena y el movimiento de correa, y fue capitalizado por Guillermo Lasso”, explicó el comunicador.

“Ahora se está tratando de asegurar alguna mayoría en la Asamblea Nacional, porque ningún partido tiene mayoría y todos los asambleístas que entraron aquí entraron en la primera vuelta. La Revolución Ciudadana tiene la mayor cantidad de asambleístas sin ser mayoría. Y por el otro lado se miden entre Pachakutik, la Izquierda Democrática (que de izquierda tiene muy poco), CREO, y el partido Social Cristiano. La tendencia diría que conformarían un primer bloque para poner de presidente al líder de Pachakutik y ser oposición al correísmo. Todos han salido a hablar y a decir que van a buscar un período de consenso y trabajarán por la patria”, completó Zapata.

Para escuchar La 770, hacé click acá.

Comments are closed.