Diana Maffía: “El aborto socialmente ya está despenalizado”

La Directora del Observatorio de Género en la Justicia del Consejo de la Magistratura de la Ciudad de Buenos Aires, Diana Maffía, en comunicación con “Abrir el Juego” analizó los debates en torno a la legalización del aborto tras el rechazo a la ley en el Senado.

“El pañuelo verde sigue colgado en la mochila y no se guarda, las luchas son largas y hay que seguir con la energía utópica intacta. Lo que se está diciendo es que una vez que la mujer decida abortar, ¿lo va a hacer en el sistema público o en la clandestinidad?”, comenzó la Doctora en Filosofía por la Universidad de Buenos Aires en la mañana de Cooperativa la 770.

A la hora de analizar entre los votaron a favor y los que lo hicieron en contra, exclamó: “El debate fue con mucha argumentación de quienes votaron a favor y fue desolador ver el nivel de los representantes que votaron en contra”. Y agregó: “También para quienes votaron en contra de esta ley hubo una conciencia que aquellas normas por las que habíamos peleado, la ley contra la violencia de género, educación sexual y salud sexual y reproductiva, tenían un sentido de disminuir los abortos”.

Además, Maffía sostuvo que “afloró una especie un antagonismo entre unitarios y federales”. En ese sentido, apuntó que “la gente del interior avivó el fuego que desde el centralismo le querían decir cómo tratar a sus mujeres”.

Después de la negativa de ayer, recién en 2019 podrá volver a tratarse en tema es sesiones ordinarias, al respecto opinó: “Es un placebo para el espíritu de quienes obstaculizaron la ley. El aborto socialmente ya está despenalizado. Es parte de lo que ha ocurrido estos meses, haber hablado abiertamente de los abortos y sentir que es una deuda del Estado haber abortado en clandestinidad”. Además, recordó que “el Código Penal da causales amplísimas”.

“Este proyecto de ley tenía como sentido que durante las primeras 12 o 14 semanas esta persona gestando tome la decisión de continuar o no un embarazo. No es que una mujer está deliberando entre el bien o el mal, está deliberando cuál es su mal menor. La idea es que esa mujer pueda decidir desde su conciencia y no que sea una tercera persona la que decide por ella”, concluyó.

[AUDIO] Abrir el Juego – Cooperativa la 770 – 9 de Agosto de 2018