Daniel Funes de Rioja: «En el exterior leen que los sindicatos quieren voltear al Gobierno»

El Vicepresidente de la Unión Industrial Argentina y Presidente de Copal dijo que «las paritarias se deben discutir con las expectativas real de la inflación y no de meses calientes de enero y febrero»

Daniel Funes de Rioja, El Vicepresidente de la Unión Industrial Argentina y Presidente de Copal (Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios) habló esta mañana con Jorge Chamorro y Andrea Recúpero. Funes de Rioja manifestó que «el gradualismo es imprescindible en el proceso de la normalización de la economía”. También remarcó que «la transformación argentina tiene que hacerse inclusiva desde el punto de vista económico y social«.

El especialista sostuvo que «si hay aumento de tazas de interés en el mundo, implica un inevitable endeudamiento argentino«. “El endeudamiento tiene por finalidad normalizar gradualmente un déficit fiscal importante, con una situación social de niveles de pobreza alto” explicó. Además remarcó que «los tiempos económicos se tienen que medir en función de los impactos que puede tener lo interno y lo externo”.

Daniel Funes de Rioja señaló que «estamos viviendo un mundo global, es ingenuo pensar que lo global no impacta en lo nacional”. El Vicepresidente de la Unión Industrial Argentina manifestó que «la política de Trump es unilateral y disruptiva” y agregó que “las potencias como China y Rusia implican conductas que parecen virar hacia el unilateralismo en lo que es el modelo de comercio exterior”.

Funes de Rioja dijo que «necesitamos una política monetaria inteligente que acompañe un proceso de estabilización macroeconómica«. También manifestó que la suba del dolar «no cambia nada, lo importante es que haya una conjunción de variables macroeconómicas junto con el tipo de cambio, que permitan competitividad y baja de inflación, con lo cual haya expectativas de exportación”. Para él “Argentina necesita previsibilidad, pero una inflación arriba de dos dígitos hace que no se vea con la inmediatez esperada«.También señaló que “Argentina necesita un shock de inversión muy grande, que está llegando, pero no con el ímpetu que uno necesitaría con años de desinversión”.

Consultado por la marcha del 21 de Febrero, Funes de Rioja dijo que “la de Moyano es una marcha política, no se está negociando nada» y agregó que «la marcha es una señal política lamentablemente conjugada con mensajes no positivos desde el punto de vista institucional«. Tambien remarcó que “frases como las de Zaffaroni no son serias y hacen que los lectores de afuera piensen que los sindicatos quieren voltear al gobierno”.

Para Funes de Rioja «se necesitan políticas industriales y regionales que nos permitan desarrollar el país”. “Hoy el mundo debate el futuro del empleo en base a la transformación tecnológica, la cual impacta en empleos industriales” dijo.

Por último manifestó que “nos tenemos que mover entre lo deseable y lo posible, con prudencia y sensatez”, agregó que «si los salarios se escapan por encima de la productividad, se agudizan los problemas de competitividad, lo cual agrava los riesgos de empleo” y sostuvo que “en la negociación del sector privado, sabemos lo que está en juego, salvo quienes estén fuera y pretendiendo que algo se desbarranque”.

[AUDIO] Página Abierta – Cooperativa la 770 – 14 de Febrero de 2018