“Con la idea fija”, por Hugo Presman

El coloquio de IDEA (Instituto Para el Desarrollo Empresarial de la Argentina), en su versión 54, no difirió ideológicamente de las anteriores. Mientras que en 2017 a pocos días del triunfo del macrismo en las elecciones legislativas, los empresarios que casi unánimemente votaron por Macri manifestaban una alegría exultante; sin embargo concurrieron este año con un ánimo entre decaído y escéptico, pero sin quitarle el apoyo al presidente, un hombre del círculo rojo del cual no se desconfía de su lealtad y su ideología pero sí de su aptitud. Por encima de las mayores condiciones de quienes proponen e instrumentan un plan restaurador, los concurrentes erran como siempre y alguien les debería decir, parafraseando al presidente norteamericano Bill Clinton: “Es la ideología, estúpido”. La mentalidad colonial atraviesa a los empresarios no constituyendo la edad ninguna excepción. Así el empresario Cristiano Ratazzi, 69 años, manifestó: “Confío mucho más en el gobierno si está el FMI; no se jode con ellos, las reformas se van a hacer en serio. Es un coloquio muy exitoso, como siempre, pero no es un momento de gran alegría en el país. Se vino el ajuste, que había que hacer, este país se tiene que ajustar. Se lo postergó mucho porque no es popular y para muchos es casi mala palabra, pero es así”.

Caracterizado por su pirotecnia verbal desprejuiciada, hace un tiempo había dicho: “En diez años podremos volver a Miami; ahora hay que ir más a Bariloche”.

Marcos Galperín, 47 años, de Mercado Libre, sostuvo: “Fue fundamental y brillante ir al FMI cuando lo necesitamos y obtener el monto y la tasa que se lograron….Creo que este gobierno hizo muchas cosas buenas, a nivel de reducción del déficit, a nivel de poner a la Argentina de vuelta en el mundo……” Hace un tiempo había dicho insólitamente para la segunda década del siglo XXI: “Cuando me preguntan y me piden consejos sobre emprendedurismo y decisiones de vida, yo les diría que si su prioridad número uno detrás de su trabajo en Mercado Libre es el sueldo, y les molesta que el aumento sea del 5%, contra el 6 o el 8, seguramente Mercado Libre no es el lugar para ustedes”. Acá queremos gente que esté trabajando porque le fascina lo que hace, le encantan los desafíos, las posibilidades de crecer, y que entiendan que estamos haciendo una empresa única.” La periodista María O`Donnell apuntó certeramente en un twiter: “A los empleados que pretenden que su salario acompañe la inflación, Marcos Galperín les dice: “Mercado Libre no es el lugar para ustedes”. Es una empresa que vale más que YPF y que tiene beneficios impositivos.”

Ambos empresarios son admiradores de la reforma laboral brasileña.

El periodista de La Nación Francisco Olivera, especializado en el sector empresarial escribió: ( Los empresarios en IDEA) sostiene, “que aún frente a una gestión decepcionante, los empresarios creen al mismo tiempo que el rumbo económico de Macri es el correcto y, más importante todavía, que las alternativas son peores”

El fantasma del populismo actuó como coagulante que alineó a todo el arco empresarial. Luciano Laspina, presidente de la comisión de Presupuesto, se llevó una ovación cuando afirmó: “El gran cambio va a darse si la sociedad argentina no castiga al que le tocó pagar los platos rotos de la fiesta populista.”

El presidente Mauricio Macri se refirió al populismo en la misma línea como “una fiesta interminable”.

En el mismo sentido y demostrando la fraternidad empresario-gubernamental el presidente de IDEA, el empresario Javier Goñi, ejecutivo de Ledesma expresó: “Sufrimos en la Argentina años de populismo que hicieron daño a la sociedad”.

El Coloquio se desarrolló bajo la consigna “¡Cambio Cultural: soy yo y es ahora!”.

El periodista Esteban Rafele cuenta esta escena arrancada del realismo mágico: “Rosario Altgelt, CEO de Latam y presidenta del 54° Coloquio de Idea, entrevistaba al presidente Mauricio Macri en el cierre del evento. Para concluir, pidió a los asistentes que colmaban el salón de exposiciones que se pusieran de pie, extendieran el brazo derecho y entonaran en voz alta el lema del encuentro. Así lo hicieron. Macri, Altgelt, el presidente de Idea, Javier Goñi y los ejecutivos que escucharon al mandatario durante una hora en silencio y con mucha atención se levantaron y, con el brazo en alto, dijeron: “¡Cambio Cultural: soy yo y es ahora!”.

Es el pensamiento de la ultra liberal Ayn Rand, la escritora preferida del presidente quien sostiene que: “El altruismo es una teoría moral que predica que el hombre debe sacrificarse a sí mismo por otros, que debe poner el interés de otros por encima del suyo propio, que debe vivir por el bien de otros. El altruismo es una noción monstruosa, es la moralidad de caníbales, devorándose unos a otros. Es una teoría de un profundo odio por el hombre, contra la razón, contra el logro, contra cualquier forma de éxito humano o felicidad en la tierra”.

Lejos, muy lejos, quedó la consigna que levantaba el populismo de Cristina Fernández: “La Patria es el otro”

Mientras en el país cae el PBI, se derrumba la demanda, la inflación minorista alcanza el 6,50% mensual en septiembre, guarismo que no se alcanzaba desde el 2002, proyectándose la anual entre el 45 y el 50%, la mayorista llega al 16% mensual, el endeudamiento se vuelve impagable, los sueldos y las jubilaciones pierden entre el 10 y 14%, las tasas de interés superan el 70 % mensual, los bancos por operaciones de pase ganan entre 25 y 30% y gozan por primera vez con los encajes remunerados, el presupuesto del 2019 ajusta brutalmente las áreas más sensibles; la desocupación crece, la cadena de pagos se debilita, pero para los empresarios del Coloquio el problema principal son las leyes que protegen a los asalariados y para el Presidente del país, unos días después en Santa Fe, redujo el problema de las PYMES a los accidentes laborales.

En medio de la crisis más profunda que vive el país desde el 2001, las propuestas de los empresarios reunidos en IDEA son: bajar los sueldos, pagar menos impuestos y reducir los derechos de los trabajadores. La IDEA fija.

El Ministro de Hacienda Nicolás Dujovne, delegado del FMI, después de conocerse la inflación minorista de septiembre del 6,5% mensual y especulando que la de octubre estará superando levemente el 5%, muy suelto de cuerpo o practicando un humor negro expresó: “La inflación se está desacelerando.”

El vicejefe de gabinete Andrés Ibarra declaró a los dos medios oficialistas La Nación y Clarín el 27-10-2018: “Esta es la receta que nos saca adelante, es un modelo revolucionario”.

Eugene Ionesco, dramaturgo y escritor franco-rumano, el principal referente del teatro del absurdo, sería en la Argentina un autor costumbrista.