Blanqueo de Capitales

Blanqueo de Capitales


Por: Eduardo Di Cola (Presidente del período 2002/03 de la Comisión Investigadora de Fugas de Divisas de la Cámara de Diputados de la Nación)

Escenario del año 2001:

– La fuga de divisas alcanzó los U$S 14,9 MM;
– La caída de las reservas del BCRA fue de U$S 19 MM;
– La deuda creció exponencialmente financiando en gran medida la salida de dólares;
– Solo entre julio y noviembre los depósitos bancarios cayeron 15.000 millones de pesos/dólares.

A su vez los bancos:

– Facilitaron la fuga de divisas. El 93% de los capitales que se fueron del país lo hicieron a través de la banca privada nacional y extranjera;
– Ocultaron información. Más del 75% de ese dinero fue transferido bajo conceptos genéricos y confusos tales como “movimientos de capitales”, “movimiento de capitales varios”, “otras transferencias”, “otros giros al exterior” y otros de similares características;
– Las omisiones de información al Banco Central llegaron al extremo de no declarar sucursales o entidades controladas en paraísos fiscales.

En esas circunstancias el gobierno de entonces UCR-Alianza lanzó un blanqueo en favor de la banca.

¿Quiénes lo hicieron?, veamos:

Rubén Giustiniani, Graciela Ocaña, Margarita Stolbizer, Eduardo Santín, Mario Negri, solo para citar los que aún continúan como parlamentarios, votaron la ley N* 25401 que en su art. 73 establece, para usar sus mismas expresiones, “la impunidad” en los blanqueos impositivos, dispensando a la AFIP de hacer la denuncia penal en el marco de la Ley Penal Tributaria y Previsional, a la vez que la obligó a desistir de las denuncias ya efectuadas.

Una vez que el Congreso a través de la mencionada Ley aseguró “la impunidad” lanzan el blanqueo mediante Decreto de Necesidad y Urgencia N* 1387/2001 que lo suscribieron como Ministros Patricia Bullrich y Hernán Lombardi -actualmente funcionario de Macri- entre otros.

En resumen: Graciela Ocaña, Rubén Giutiniani, Margarita Stolbizer, Mario Negri y Eduardo Santin como Diputados Nacionales, Gerardo Morales, Ricardo Gil Lavedra, Patricia Bullrich entre otros como funcionarios fueron los que en la etapa de mayor descontrol bancario, del mayor crecimiento del endeudamiento y caída de reservas, apoyaron, suscribieron y votaron en el año 2001 un blanqueo en favor de los bancos.

En una nueva muestra de patética incoherencia hoy aparecen feroces opositores lanzando las acusaciones más temerarias por el blanqueo que se hace en favor de inversiones inmobiliarias y energéticas, en el escenario de mayor desendeudamiento de la historia, un sistema bancario con sólido respaldo y con la decisión política de hacer el esfuerzo para no volver a endeudarnos.

Flagrante contradicción. En la etapa de mayor descontrol de toma de deuda y salida de capitales favorecieron a los bancos. Hoy en un contexto diametralmente opuesto se niegan en favor de inversiones con destinos genuinos.

Queda claro los intereses que defienden.

Comments are closed.