Ariel Garbarz: «Estuve con la fiscal, me pidió ayuda, pero después no me llamó nunca más»

El ingeniero en electrónica y telecomunicaciones aseguró que en el caso Santiago Maldonado «se hicieron pericias distractivas» con 120 celulares de Gendarmeria.

Ariel Garbarz, ingeniero en electrónica y telecomunicaciones y perito consultor de la Justicia Federal, habló esta mañana con Jorge Chamorro y Andrea Recúpero en el programa «Página Abierta».

El especialista dijo que estuvo reunido con la fiscal el martes de la semana pasada donde presentó «declaración testimonial y tomaron nota de todas las medidas que proponíamos» y agregó que la fiscal, «practicante acordó con todas«.

Según dijo, las medidas propuestas concisten en «ubicar geográficamente el celular de Santiago Maldonado el día que atiende una llamada, que es el día 02 de agosto, geolocalizar los celulares de los 40 gendarmes que estuvieron durante el operativo y además geolocalizar a todos los celulares que esten al rededor del celular de maldonado» y remarcó que «con esa técnica nosotros reconstruimos la escena«.

Garbarz manifestó que «en el caso Mariano Ferreyra ubicamos geográficamente con un error menor a 50 metros donde estaba cada militante del PO, sindicalista y policías que tenían el celular prendido en ese momento«.

«La fiscal me pidió personalmente que la acompañe a realizar una serie de procedimientos en la Capital Federal y viajar a Esquel. Lo sorprendente es que después de eso, no volví a tener contacto con ella, se borro y todo lo que ella decía que iba a realizar no se hizo» detalló y añadió que «la fiscal me hizo preguntas muy especificas para rastrear los movimientos de los moviles, de los unimog de Gendarmeria«. Sobre este punto, Garbarz explicó que «los móviles, que fueron unos 17 vehículos entre unimog y camionetas, y tienen sistemas de radio y es posible hacer un seguimiento por donde anduvieron«.

El director del COMSEC, Laboratorio de la UTN, expresó que «independientemente de si uno hace o recibe una llamada, las antenas están permanentemente identificando el IMEI de un teléfono celular, incluso aunque uno le saque el chip al aparato.» y agregó que «cuando el Juez caratula desaparición forzada se activa un protocolo que establece en primer lugar apartar a las fuerzas de seguridad sospechada e inmediatamente hacer la geolocalización de todos los celulares del área«.

«Se hicieron pericias distractivas, se secuestraron 120 celulares de Gendarmeria y los trajeron al Departamento Central de Policía, en Buenos Aires, para que se hagan las pericias. Pero cuando se quiere hacer triangulación se trabaja en el lugar con las antenas y con las estaciones radio base que registran los datos para hacer las triangulaciones» advirtió Garbarz. Por último expresó que «una vez que la fiscal tuvo los datos, ya sea por allanamientos o por los datos aportados por las empresas, se tardan horas en hacer las pericias«.

[AUDIO] Página Abierta – Cooperativa la 770 – 6 de Septiembre de 2017

Comments are closed.