“Algunas reflexiones para enfrentar al neoliberalismo”, por Carlos Oviedo

En el año 2013, desde nuestro espacio político (Aluvión Ciudadano), impulsamos la revocatoria de mandato del entonces Jefe de Gobierno y actual presidente de la nación, Mauricio Macri. Sabíamos que sería difícil promover esta herramienta, no sólo por el desconocimiento de la sociedad de esta posibilidad sino también por el amplio apoyo que Macri recibía de los porteños. Nos ayudaba a avanzar la firme convicción de la denuncia urgente ante la pésima gestión del Ingeniero en la Ciudad y también la necesidad de ejercer nuestro derecho como ciudadanos poniendo un límite a los atropellos del poder. Por ese entonces había sucedido la nefasta represión en el Hospital Borda, los hospitales de la Ciudad atravesaban el abandono total por parte del Estado y los vecinos sufrían trágicas inundaciones. De todas maneras, los globos amarillos seguían ahí, diciendo que todo estaba bien.

Carlos Oviedo, Referente de Aluvión Ciudadano

Carlos Oviedo, Referente de Aluvión Ciudadano

Nuestros objetivos eran, en primer lugar, difundir la herramienta de la revocatoria amparada en el artículo 67 de la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires, mediante la cual los ciudadanos pueden revocar a un funcionario público por el mal desempeño de sus funciones. También teníamos la firme esperanza que más allá de llegar al número de firmas contemplado en el artículo 67 – 20% de los inscriptos en el padrón electoral de la Ciudad -, íbamos a demostrar el descontento de gran parte de la ciudadanía y que la aprobación de la gestión de Mauricio Macri no era siempre la que pretendían hacernos creer ayudados, entre otras cosas, por el cerco mediático. En el 2014 intensificamos la recolección de firmas, cuando el Tribunal Superior de Justicia, habilitó esta herramienta “por la represión en el Hospital Borda y la falta de obras para paliar los efectos de las inundaciones en la Ciudad”.

Llegamos a 100.000 firmas, sin apoyo de los medios, militando, en la calle, difundiendo como podíamos la iniciativa.
Hoy, ante el nefasto panorama actual, vale preguntarse qué hubiera sucedido si lo lográbamos: quizás Macri no sería presidente.

Y si Macri no fuera presidente miles de trabajadores no hubiesen perdido su puesto laboral, las tarifas de luz seguirían contemplando los subsidios otorgados por el Estado, la persecución policial no estaría amparada en una dudosa “emergencia de seguridad”, la Ley de Medios de Comunicación Audiovisual no estaría en peligro, la industria nacional seguiría protegida, la devaluación no hubiese sido tan brutal, los precios estarían controlados, no se hubiese cambiado Davos por la CELAC y la lista puede seguir. No estoy haciendo futurología sobre posibles escenarios, estoy seguro que la continuidad del proyecto nacional nos hubiera amparado de estas medidas y decisiones, que en definitiva, manifiestan la embestida contra la clase trabajadora.

En aquella época de la revocatoria nos faltó apoyo y unión, si hubiéramos unificado esfuerzos quizás lo lográbamos o al menos llegaríamos a hacer conocer más esta herramienta y la difusión de la pésima gestión macrista que tan protegida estuvo por los grandes medios. Les aseguro que en el país poco se sabe de los negocios fraudulentos y las condiciones de los hospitales y escuelas de la Ciudad y nada de las leyes vetadas y el atropello contra la cultura; mucho menos sobre la UCEP y las escuchas ilegales. Lamentablemente, las acciones aisladas no alcanzaron, no nos salvaron del desastre en el que estamos ahora, inmersos, todos los argentinos. Como consecuencia, nos ganó el odio, la mentira, el marketing engañoso y la hipocresía de los grandes medios.Ganó las elecciones un candidato procesado por la justicia y no todos sus votantes lo saben.

Esta vez no nos podemos dar el lujo de la mezquindad política y la desorganización, no podemos bastardear el papel de oposición nacional. Desde Aluvión Ciudadano, nos sentimos convocados a formar una gran oposición que deje al descubierto las mentiras macristas y que organice a todos los sectores en la lucha, la denuncia y la defensa de los derechos logrados.

*Por Carlos Oviedo
Referente Nacional de Aluvión Ciudadano

Comments are closed.