Un acuerdo post Brexit con Estados Unidos: ¿una oportunidad o un riesgo?

A pocas horas de abandonar el cargo, Theresa May dialogó con el presidente Donald Trump sobre un potencial tratado de libre comercio. Mientras los pro Brexit lo ven como una promesa, los críticos temen el desembarco de empresas norteamericanas en el país. «Preocupa el futuro del sistema de salud público», dijo en analista Ezequiel González Ocantos.

Durante el encuentro que mantuvieron la primera ministra saliente de Reino Unido, Theresa May, y el presidente de EEUU, Donald Trump, ambos líderes aludieron a la firma de un futuro acuerdo de libre comercio una vez que Londres abandone la Unión Europea (UE). «Cuando se planificó esta visita se supuso que el reino ya estaría fuera de la UE. La idea era usar esta visita como puntapié para comenzar a tender puentes comerciales con el resto del mundo. Pero la visita llega cuando el Partido Conservador suma derrotas electorales y vive una interna muy fuerte para ver quién es el sucesor de May, es decir, el próximo primer ministro. Trump dijo que la posibilidad de tratado de libre comercio estaba abierta. Eso le da aire a los partidarios del Brexit», explicó Ezequiel González Ocantos, catedrático de la Universidad de Oxford.

Este escenario hipotético despierta temores entre quienes ven con desconfianza una relación bilateral aún más estrecha, debido a la posible entrada de empresas norteamericanas en áreas sensibles. «El servicio de salud británico (National Health Service, NHS) es una especie de tótem para conservadores y laboristas. Cualquier candidato de un gran partido no podría si quiera prometer un cambio al respecto. Muchas figuras del partido de May salieron a decir que eso no iba a suceder desde ningún punto de vista. Pero no es lo mismo negociar en solitario que hacerlo en bloque. En esta posición de debilidad, habrá necesidad de firmar tratados de libre comercio para impulsar la economía. Eso podría ser abrir el NHS en manos de corporaciones privadas», dijo el politólogo.

Sin embargo, González Ocantos aseguró que los partidos políticos aún no han logrado diseñar una estrategia definida post Brexit.

En ‘Voces del Mundo’ se dialogó también con María Alarcón, exsecretaria de Estado de Integración Nacional durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, y una de las cabezas detrás de Una política exterior soberana, el segundo libro de la expresidenta argentina que recopila sus discursos sobre política internacional. «Una política exterior soberana va a tener mucha importancia. Cuando uno lee la Sinceramente, no es la historia de la vida de una dirigente política y su marido, sino la historia de las decisiones políticas de un país durante muchos años. Esa es la trascendencia de ese libro y de éste. La decisión de la política internacional es en sí la vida de cada ciudadano», afirmó Alarcón.

En tanto, Alarcón destacó el rol de Rusia y China como actores globales y sus vínculos con los países sudamericanos. «La aparición de China y Rusia como emergentes y la disputa sobre dos mundos es una disputa por el poder. China ha avanzado mucho en tecnología. Ese es el quid de la cuestión. Para nosotros se trata de volver a poner en carril una Argentina que construimos con mucho esfuerzo. No es tener relaciones carnales con una potencia, es saber discernir. ¿Quién rescató a Grecia para no dejarla caer? Hoy el puerto más grande de Europa, con financiamiento de China, se está construyendo allí. No es solo ir con dinero y ayudar», remarcó.

En el programa se informó a su vez acerca del reconocimiento del genocidio de mujeres originarias por parte de Canadá, luego de que un comité de investigación destacara la complicidad estatal; la negativa del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, de concurrir a la próxima cumbre del G20 en Japón; y la decisión del Tribunal Supremo español de suspender la exhumación de los restos del exdictador Francisco Franco.

[AUDIO] Voces Del Mundo – Cooperativa la 770 – Miércoles 5 de junio de 2019