Nicolás Marsik, de ATE Migraciones: «Somos el chivo expiatorio del Gobierno»

El delegado del sindicato que representa a los trabajadores estatales habló de las dificultades que existen en su área y la nula política de migraciones.

El representante gremial indicó que «la Dirección Nacional de Migraciones tiene 3 principales funciones. Una es el control de la frontera, el control de permanencia y los trámites de radicación para inmigrantes que quieran permanecer en la Argentina».

Consultado por el personal que interviene en las tareas, señaló que «solo en sede central hay 150 personas que se encargan de radicar gente del Mercosur y extra Mercosur. Hay casi mil personas por día que pasan por Migraciones tratando de regularizar su situación. No es menor el dato, tenemos personal insuficiente. Hay mucha gente que viene a quejarse, es un problema que tenemos los empleados. Nos están poniendo en primera fila para tratar con gente que quiere prender fuego el organismo. Es muy triste lo que pasa y a los inmigrantes se los empuja a la ilegalidad».

En este contexto, Marsik afirmó que «los estatales empatizamos con los migrantes porque entendemos que somos el chivo expiatorio del Gobierno», y dejó en claro que «la política migratoria cambió totalmente. Lo que estamos viendo es que la política migratoria no solo tiene como objetivo dejar gente de manera irregular sino la gente que recauda Migraciones no está destinada a priorizar a la gente. El trámite para la gente que viene Mercosur vale 3 mil pesos, antes salía 300. Esto es una caja de recaudación muy importante».

[AUDIO] Página Abierta – Cooperativa la 770 – Miércoles 25 de septiembre de 2019