«Me emociona ver a la gente joven bailando»