EEUU busca conservar su hegemonía con los métodos de la diplomacia militar

La Casa Blanca abandonó la diplomacia financiera de Barack Obama, afirmó el analista Gabriel Merino al examinar la creciente presencia del Pentágono en América Latina. “Quieren fortalecer el bloque continental americano para poder enfrentar a otros bloques rivales. Eso explica por qué Venezuela es hoy otro foco de la guerra mundial fragmentada”.

“Con Trump pasan al gobierno los neoconservadores, particularmente el complejo militar industrial del Pentágono en detrimento del poder financiero norteamericano anglosajón”, afirmó Merino, quien es Doctor en Ciencias Sociales e Investigador del Conicet.

En este sentido, consideró que América Latina vuelve a ser importante para los neo conservadores que están en el poder en EEUU actualmente, y cobran nuevamente importancia “la agenda ALCA, el dólar como moneda para la región y fortalecer el continente americano como área de influencia y como bloque de poder frente a otros bloques de poder que le disputan la hegemonía”, enfatizó.

Merino se refirió en este marco a los ejercicios militares conjuntos entre Brasil y Estados Unidos y opinó que se trata de un acuerdo “más profundo, se habla de volver a conectar y estrechar los lazos”.

“Hay una reedición del papel de Brasil en su papel sub-imperialista, como polea de transmisión del imperialismo norteamericano, como se vio en la dictadura”, afirmó.

Por otra parte, opinó que la situación que atraviesa Venezuela “es una guerra sin frentes, que se disputa en lo económico, en lo financiero, en lo político, en lo militar y en la que no hay afuera, no hay una guerra entre Estados a nivel convencional, sino que hay que todas las guerras son por adentro”.

Consideró, además, que el país caribeño jugó un papel fundamental en la región, “en el avance del regionalismo autónomo frente al regionalismo dependiente, que se venía practicando en los 90”. Y argumentó que esto fue así “porque fue el punto de articulación y síntesis entre dos ejes: la línea Mercosur, con una impronta nacional popular neo-desarrollista y la línea ALBA que venía más con un horizonte anticapitalista y de socialismo del siglo XXI”.

Por otra parte, en Voces del Mundo se entrevistó a Gerardo Szalkowicz, periodista y editor del sitio web de noticias NODAL, quien se refirió a su más reciente libro, una compilación junto a Pablo Solana titulada “América Latina. Huellas y Retos del ciclo progresista”.

El libro busca un espacio para “repensar lo que estuvo pasando a lo largo de este siglo en América Latina, buscando la diversidad de miradas”, subrayó.

Szalkowicz opinó que “hace unos años las usinas del establishment mundial, quisieron instalar, decretar esta idea de fin de ciclo, como se hizo antes con la idea del fin de las ideologías, de la historia. Siempre intentan dar por muerto un ciclo que evidentemente la historia está dando cuenta de que es más compleja. La idea de fin de ciclo es bastante discutible”, enfatizó.

En Voces del mundo se informó, además, sobre la renuncia del vicepresidente de Irán, Eshaq Jahangiri, para dar su apoyo al actual presidente Hasán Rohani en los comicios del próximo viernes 19 de mayo, y la presión de la Unión Europea al gobierno de Polonia que sigue una senda autoritaria que comenzó el partido Ley y Justicia liderado por el exprimer ministro Jaroslaw Kaczynski. Se comentó también la decisión del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro de aprobar un decreto de “estado de excepción y emergencia económica” en todo el territorio para “preservar el orden interno”.

En el segmento Ellas, se abordó la figura de la colombiana Yulisa Mosquera, víctima de secuestro, tortura, abuso sexual y desplazamiento forzado, así como de las Autodefensas Unidas de Colombia, grupo paramilitar. Para Yulisa, el arte ha aliviado su pena, y actualmente forma parte del elenco de una obra de teatro en Bogotá que une a 17 víctimas civiles y victimarios: ex paramilitares, militares, ex guerrilleros.

[AUDIO] Voces del Mundo – Cooperativa la 770 – 16 de Mayo de 2017