Carlos Rozanski: «Está bien para que se sepa cómo piensa»

A partir de las declaraciones del Ministro de Defensa Oscar Aguad, quien minimizó el levantamiento carapintada y reivindicó la participación de Aldo Rico en el desfile militar del Día de la Independencia, en «Sobre la Hora» consultamos la opinión del ex juez Carlos Rozanski, figura de los juicios contra la impunidad. «Su mirada respecto de lo que pasó aquellos años es acorde a su ideología» declaró.

«Está saliendo del placard mucha gente en ese sentido, y bueno en alguna medida está bien porque por lo menos que se sepa cómo piensan expresamente sobre estos temas que tiene que ver Derechos Humanos».

Luego del levantamiento militar, sectores de las Fuerzas Armadas lograron 20 años de impunidad, y detuvieron los juicios que investigaban las aberraciones contra los derechos humanos cometidas durante la última dictadura cívico eclesiástico militar. «Condicionó todo lo que siguió en esa materia» declaró el ex-juez, y remarcó: «Pensar que 20 años de impunidad no tiene trasendencia, yo creo que realmente es un crimen en la Argentina de los DDHH, que hasta hace unos años era reconocida por ese respeto a los DDHH y hoy es exactamente al revés, es un símbolo de la violación de los DDHH».

En relación a Aldo Rico, afirmó: «El facista es facista toda su vida» por más que se acomode a las instituciones democráticas. «Las justificaciones que se pueden encontrar, psicológicamente son racionalizaciones para justificar lo injustificable, y no me refiero solo al Ministro Aguad, es lo que vemos en el gobierno en general todos los días» advirtió y denunció que se trabaja «en función de la mentira».

«Respecto de las Fuerzas Armadas, no son las mismas Fuerzas Armadas de aquellos años de los ’70. Es otra generación, otra mentalidad. Y creo, yo no los conozco personalmente pero tengo la convicción de que es gente que piensa de otra manera. No están dispuestos a retroceder en ese sentido. Por supuesto se sigue defendiendo la impunidad porque es una cuestión corporativa lamentablemente».

«Creo que el camino es recuperar el ritmo de juicios por delitos de Lesa Humanidad que se ha perdido» consideró, anticipando que haya un cambio de gobierno con una perspectiva de DDHH. Y subrayó: «Sobre 900 personas que están condenadas y juzgadas hay 600 que están en su domicilio», lo cual «es un mensaje importante» comenzado por Ricardo López Murphy cuando fue Ministro de Defensa, quien recomendó a los defensores de los genocidas pedir las domiciliarias y obtuvo apoyo en el Poder Judicial.

Concluyó: «El mayor desafío que hay para el gobierno que viene, es el deterioro insitucional que se ha producido en menos de cuatro años» y que para las próximas autoridades, si cambia el gobierno, «va a ser un trabajo muy intenso el que va a tener que hacer para continuar un proceso que se interrumpió por esta gente».

[AUDIO] Sobre la Hora – Cooperativa la 770 – 10 de Julio de 2019